Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Introduce Yourself (Example Post)

293” nació entre la noche y el amanecer de un cálido y hermoso día de Otoño mendocino, allá por el año 2015.
Para entonces, no tenía nombre ni un camino planeado.

Era viernes por la noche cuando, como de costumbre, se reunía a cenar un grupo de amigos. Juan Vignale, (ingeniero agrónomo) era el anfitrión en su casa para esta reunión. Le había advertido a la pandilla que tenía que irse temprano a dormir porque a la mañana siguiente le esperaba un largo día de trabajo, dirigiendo el fraccionamiento del vino de un cliente.

Durante la cena, contó apasionadamente a sus amigos la historia sobre este vino en particular que él personalmente había elaborado con uvas de la cosecha anterior (2014), uvas seleccionadas por él mismo, cosechadas a mano y convertidas en vino de manera artesanal. Lo contó con todos los meticulosos detalle que este tipo de “creaciones” requiere y que finalmente había llegado el gran día de pasarlo a botella, luego de haberlo estado criando por más de un año en una barrica nueva de roble francés.

Minutos después de contar la historia, uno de los amigos, Walter Marcianesi, un ingeniero industrial, amante de vino, se entusiasmó al respecto. Tanto fue así, que continuó toda la noche preguntándole a Juan sobre el mundo del vino, la vinificación y toda especificación técnica posible, como si fuese un periodista concediéndole una entrevista a un enólogo famoso. Luego de escuchar atentamente, Walter le prometió a su amigo que estaría allí para acompañarlo en el proceso de fraccionamiento a la mañana siguiente. Y así lo hizo.

Degustaron juntos ese fabuloso corte de (65% Malbec – 35% Cabernet Sauvignon) directamente de la barrica, Admirando la “obra de arte” de Juan, los dos amigos embotellaron uno por uno ese preciado líquido hasta que la barrica quedó vacía. 293 fue el número final de botellas llenas…

Con el paso del tiempo, la curiosidad de Walter se convirtió en verdadero interés, mientras que su pasión por esta inspiradora bebida lo empujaba a ir más lejos. “¿Cuándo harás de nuevo más de este vino?”, le preguntó a Juan mientras lo probaba de nuevo encantado, Juan respondió que en realidad era la última vez que lo hacía debido a la agotadora dedicación que ello necesitaba, pero rápidamente agregó: “Lo haría de nuevo si nos embarcáramos en esto juntos”, a lo que Walter respondió de inmediato: ¿CUÁNDO COMENZAMOS?
Claramente, acaban de iniciar un camino juntos.

Anuncio publicitario